Vettonia obliga

Vettonia obliga

Sobre el blog

En este blog quiero recoger algunas de mis lecturas, pasajes de mi vida académica y de mis viajes, así como ideas sobre la cultura y la sociedad actual.

Sociología de las tendencias

LibrosPosted by Antonio Martín-Cabello Mon, April 16, 2018 13:03:47

Sociología de las tendencias (Barcelona, Gustavo Gili, 2013) es un libro breve y en apariencia sencillo, pero muy ilustrativo. Está escrito en un tono divulgativo que no oculta el profundo conocimiento sobre el mundo de las modas y las tendencias mostrado por el profesor Erner Guillaume. Tras definir el objeto de la sociología de las tendencias en “los objetos y las prácticas que dependen de los gustos colectivos repentinos y convergentes” (p. 23), es decir, en los objetos y prácticas que dependen de mecanismos no funcionales; trata de mostrarnos las carencias de las perspectivas más habituales en el análisis de las mismas.

En primer lugar, rechaza las visiones esencialistas que derivan la explicación de las tendencias del mensaje, esto es, de la misma tendencia. En líneas generales plantea los límites de una lectura semiológica de las tendencias. Y, en segundo, de las visiones que se centran en el mensajero. Dicho de otro modo, en la difusión de las tendencias de unos agentes a otros. En su lugar, contempla la moda y las tendencias como el resultado natural de la sociedad moderna y democrática. Así, “el individualismo democrático ha generado las tendencias” (p. 93) y estas son un proceso sin sujeto concreto. Las tendencias son fruto de las consecuencias no intencionales de las decisiones individuales de miles de individuos.

Esto, sin embargo, como muestra en la conclusión es contrario a la opinión más generalizada: “El sentido común rechaza aceptar la idea según la cual los gustos colectivos no tienen una lógica propia. Por este motivo, en cuanto se trata de explicar la génesis la difusión de las tendencias, florecen las teorías del complot. (…) La creencia en un politburó de las tendencias revela la incapacidad de imaginar un poder cuya influencia llega a todas partes, sin disponer de una sede” (p. 123). Esto último me parece especialmente relevante. Por mi experiencia impartiendo clases en un entorno universitario, una de las cosas más difíciles es transmitir la noción de procesos no intencionales y remarcar su gran importancia en la vida social. La creencia en conspiraciones, elites y clases dominantes lo puede todo. Resulta difícil aceptar que estas elites y clases dominantes tienen un poder relativo y que, en muchas ocasiones, los procesos sociales son ciegos y carentes de sentido. Creo que la búsqueda de explicaciones causales y, las más de las veces, de culpables, nos ciega para aceptar una realidad: la ausencia de sentido en muchas de las cosas que ocurren, aunque tengan su origen en acciones racionales y conscientes de los actores sociales.




  • Comments(0)//vettoniaobliga.antoniomartincabello.com/#post133