Vettonia obliga

Vettonia obliga

Sobre el blog

En este blog quiero recoger algunas de mis lecturas, pasajes de mi vida académica y de mis viajes, así como ideas sobre la cultura y la sociedad actual.

Extraños en su propia tierra

LibrosPosted by Antonio Martín-Cabello Sat, June 02, 2018 16:34:12
Hace un tiempo escribí en este mismo blog una entrada sobre el triunfo de Donald Trump y el malestar de las clases medias en Estados Unidos. Mi argumento principal, siguiendo las tesis de Branko Milanovic, era que el triunfo del actual presidente respondía al impacto de la globalización económica sobre amplias capas de la población trabajadora estadounidense. Compré hace uno días Extraños en su propia tierra (Capitán Swing, 2018) de la socióloga Arlie R. Hochschild. En el mismo se parte de la misma idea, pero se intenta ir más allá, pues no solo vale entender los fenómenos estructurales, sino que es necesario comprender cómo son vividos por los actores implicados.

En un texto que los más ortodoxos sociólogos tacharán de periodístico por su metodología –pero que, sin embargo, creo que es profunda y radicalmente sociológico–, busca lo que denomina la “historia profunda” de los seguidores del Tea Party (la extrema derecha estadounidense) y votantes de Donald Trump. La historia profunda tiene que ver más que con los argumentos racionales, con la estructura de sentimientos que enmarca las valoraciones políticas y vitales de los individuos. En palabras de Hochschild: “La historia profunda es una historia de lo que uno siente, el relato que cuentan los sentimientos utilizando un lenguaje de símbolos y eliminando lo racional: elimina los hechos y nos habla de la apariencia de las cosas” (p. 203).


Encuentra la socióloga que los seguidores del Tea Party, pese a sus diferencias personales, suelen compartir una historia profunda común. A saber, todos creen en el American Dream, esto es, que con esfuerzo, constancia y sacrificio conseguirán tener éxito y alcanzar sus sueños materiales. Sin embargo, saben que muchos son los llamados, pero pocos los elegidos. Esto lo saben, pero creen que en la cola para lograr este sueño se les está colando mucha gente. El gobierno, de un modo injusto, les quita impuestos y se los da a los no elegidos. Además, los cuela, ya que las políticas de discriminación positiva hacen que colectivos como los negros, las mujeres o los inmigrantes pasen por delante de ellos. Este relato puede ser incierto, como muestran las estadísticas que recopila Hochschild en el apéndice; pero ya sabemos que, según el teorema de Thomas, cuando tomamos algo por real, aunque no lo sea, esto tiene efectos en nuestra conducta como si lo fuese.

El perfil del votante de Trump es el de un varón blanco, con estudios medios, de edad avanzada, de clase media o trabajadora y residente en el sur del país. Suelen ser religiosos y comunitaristas. Es el retrato del perdedor del actual proceso de globalización. Es una persona que, como dice el título del libro, se siente “extraño en su propia tierra”. Y Trump, aunque sea en el terreno simbólico, les devuelve el honor y el orgullo perdido. Además, con esta problemática, sería lógico que este tipo de perfiles se volcara en políticas de carácter socialista. Sin embargo, existen rasgos históricos y culturales específicos de Estados Unidos que los hacen volverse más hacia una ideología libertaria que hacia una socialista.

Me gustaría añadir, para concluir, que es un gran libro, que nos afecta más de lo que pensamos. Si uno pasa unas horas viendo algunas tertulias en 13TV, siguiendo algunos “despertares liberales” o leyendo algunas entradas de Forocoches, encontrará un más que notable aire de familia entre las propuestas de los contertulios, expertos e internautas con las que la derecha estadounidense. Dejo al lector especular sobre el origen de esas coincidencias.




  • Comments(0)